Disneyland Paris, el sueño de muchos

No solo los niños se deleitan en Eurodisney, aunque a muchos adultos les cueste reconocerlo. Es difícil no sonreir ante el paso de un Donald enfurruñado o la Bella Durmiente que parece salida del cuento. La calidad de los decorados es impresionante y las atracciones, para todos los gustos. Si no te gustan los parques temáticos, no vayas a Eurodisney. Si te gustan, éste te encantará.