Castillo de Chambord en el Valle del Loira

El Valle del Loira y los castillos renacentistas

A la vera del emblemático río, el Valle del Loira es un destino fabuloso que propone a los turistas un viaje al pasado esplendoroso de Francia, a través de sus castillos Chambord y Chaumont-sur-Loire.

Es que la Región Centro-Valle del Loira es un destino en donde el legado histórico europeo se hace presente a cada vuelta de esquina y en cada uno de sus emblemáticos castillos.

Turismo en los castillos de Chambord y de Chaumont-sur-Loire

Para los turistas en la región del Valle del Loira, un recorrido o visita guiada por los castillos de Chambord y de Chaumont-sur-Loire es impostergable. Junto a esta actividad que permite conocer y disfrutar de una parte del legado histórico europeo en Francia, se recomienda probar el popular vino de la zona, en alguna de las bodegas del lugar, y también saborear las “Palets de Sologne”.

Los castillos de Villandry, Amboise y Chenonceau

Amboise en el Valle del Loira, Francia

En el Valle del Loira se encuentran algunos de los símbolos más importantes del Renacimiento en la zona: clara muestra de ello son los castillos de Villandry, Amboise y Chenonceau.

Allí, el turista puede visitar los denominados “Jardines del amor”, conocer las plantas medicinales propias del castillo de Villandry, y descubrir el encanto renacentista en la decoración interior de los castillos de Amboise y Chenonceau.

 

Vino, gastronomía y música en el Valle del Loira

Por último, cabe señalar que para los últimos meses de cada año la región del Valle del Loira propone múltiples actividades en estancias, en donde la música, la gastronomía y el vino serán protagonistas absolutos. Entre ellas, se destacan las siguientes:

  • Jornadas de la manzana y otras frutas del país en Neuvy-Saint-Sépulchre.
  • Vignes Vins Randos en todo el valle del Loira
  • Festival de la Guitarra en Issoudun.
  • Carnaval de Flambarts en Dreux.
  • Así, el Valle del Loira se presenta como un destino turístico ideal que admite ser recorrido a pie, en bicicleta o en barco; que invita, además, a disfrutar del aire libre practicando golf, por ejemplo, y a saborear el vino típico de la región de la mano del enoturismo.