Este destino parece propio de un sueño, pero se trata de una playa real que se encuentra en las islas Bahamas. La fotografía principal que ilustra este artículo pertenece a solarnu.

Pink Sand Coral Beach es una peculiar playa que atrae a turistas de todo el mundo. Su extraño color se debe a la sedimentación rosácea de origen coralino, el caparazón de estos es de un color rosa brillante y al morir son arrastrados hacia la costa y el oleaje se encarga de triturarlos y convertirlos en colorante natural de la arena.

La playa cuenta con más de cuatro kilómetros de extensión, así que es ideal para los amantes de los largos paseos junto al mar. Además, es perfecta para nadar, ya que el agua se mantiene todo el año a buena temperatura y no suele tener oleaje.

El tono rosáceo de la playa conjuga un paisaje único al fundirse con los colores del mar caribe bajo la intensidad del sol por estas latitudes. La foto mostrando el detalle de la arena pertenece a Willy Volk

Publicado por Alejandro Martínez Notte

Vivo el presente con alegría y lo comparto, Creo que cada segundo es irrepetible y vale la pena cada instante vivido. Porque lo importante no es el destino, si no el camino. Disfruto de improvisar a cada instante, sabiendo que tanto lo bueno como lo malo, pasa. Todo pasa.

Únete a la conversación

2 comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.