Tarta Tatin

Tarta Tatin de Francia

Dice la leyenda que el cocinero de una tarta de manzana perdió el equilibrio y, con ello, su tarta se fue al suelo. Pudiendo recuperar solo el relleno de manzana, y ante las prisas, lo cubrió con la base y lo metió así en el horno de nuevo. El resultado fue un delicioso pastel con las manzanas precocinadas y caramelizadas que se cocina al revés. Teleaire.com tuvo la suerte de probar la que quizá es la mejor del mundo. La servida en la pastelería Bigot, de Amboise, en plena ruta por los Castillos del Loira.

Ingredientes:
8 manzanas
150 gramos de mantequilla, de preferencia salada
150 gramos de azúcar blanco en polvo
1 lámina de hojaldre
Canela al gusto

Elaboración:
Calentar la mantequilla y el azúcar directamente en el molde que se vaya a utilizar para cocinar la tarta. Mezclar bien los ingredientes hasta crear un caramelo y retirar del fuego.

Cortar las manzanas en gajos y disponerlos sobre el caramelo frío. Cocer durante 10 minutos cubiertos de papel de aluminio a fuego alto, para que las manzanas se impregnen del caramelo.

Retirar el aluminio y cubrir con la lámina de hojaldre, introduciendo los bordes hacia dentro del molde.

Precalentado el horno a 180º, cocer hasta que el hojaldre esté dorado y crujiente. Darle la vuelta a la tarta con el plato donde se vaya a servir, de tal modo que quede en la parte superior el caramelo, fundido con las manzanas y la base de hojaldre en la parte inferior.

Se puede añadir canela en el momento de colocar las manzanas troceadas o acompañar la preparación con merengue para su presentación.
Tarta Tatin de la pastelería Bigot

Tarta Tatin de la pastelería Bigot, en Amboise (Francia)