gran canaria diario de una viajera

1-Diario de unas Vacaciones Gran Lujo en Gran Canaria

En un abrir y cerrar de ojos, Gran Canaria activa MI MODO FELICIDAD. Aunque la verdad, aquí no es difícil, ayuda sobremanera su clima primaveral que calienta sin asfixiar. También colabora el ritmo tranquilo del isleño que, sin prisa pero sin pausa, te atiende siempre servicial: ¿Señora probará hoy las papas arrugás con mojo picón?

Por supuesto que lo haré, como también me rendiré ante el sushi y los arroces del Perchel Beach Club, el glamuroso beach club  con una cocina de ensueño (palabra de valenciana & sushi-adicta).

También es felicidad dormir como una reina en una de las majestuosas habitaciones del Seaside Palm Beach con vistas a un palmeral centenario, que casi acaricia el mar. Sin embargo, no permito que se me peguen las sábanas y a las 8h salto de la cama para pasear por las dunas de la idílica playa de Maspalomas, mientras admiro como los surferos cabalgan olas atlánticas que a mi me parecen puras sangres.

Hago un hueco en mi agenda y reservo un espacio para el yoga. Gracias a Vero (la instructora del exquisito Salobre Hotel) he podido viajar al Reino del OM y por un ratito, tan solo un poco, alejar mi mente del run run del próximo pago de la hipoteca.

Por la terraza de mi habitación se cuela la voz del cantante de la orquesta que ameniza las noches del Seaside Palm Beach con clásicos de ayer y hoy, desde “Qué Será Será” hasta el “Bella Ciao de la Casa de Papel”.  Los acordes se entremezclan con el humo de la barbacoa temática, que es uno de los lujos gastronómicos del hotel. Hoy además de carne a la brasa, hay un increíble “corner asíatico” con mil y un sushi.

Ummmm, creo que la operación bikini va a saltar por los aires pero ¡que caray!, estamos en Gran Canaria y aquí, como bien reza su apelativo, todo sucede a lo grande. Así que decido que no voy a  adulterar esta GRAN experiencia eliminando ni una sola de las propuestas de la agencia Villarrazo, capitaneadas por mi querida Silvia y sus dos maravillosas bucaneras: Inés y Lola que hacen que este viaje navegue siempre en favor de los alisio. 

Toc, toc. El perfume de la barbacoa vuelve a llamar a mi puerta y esta vez no puedo resistirme, así que corto y cierro para entregarme a los placeres del paladar. ¡Qué caray, estoy de vacaciones!

(Si sueñas con unas vacaciones de ensueño como estas, te animo a seguir leyendo. A continuación, te contaré dónde hospedarte, deleitarte con los mejores caprichos culinarios o caer rendido ante el glamuroso confort del Sur de Gran Canaria)

2.-Hotel Seaside Palm Beach: Glamour y relax en las dunas de MasPalomas

El hotel Palm Beach me enamora a diario con sus múltiples encantos: su acceso directo a la playa, su bosque de palmeras centenarias, sus piscinas de aguas templadas, sus tratamientos wellness a base de aceites exóticos, jabón negro y arcilla, aloe vera o piedra de alumbre…. y su increíble oferta gastronómica, más propia de un restaurante que de hotel.

Hablar de este hotel es hablar de la Playa de Maspalomas (uno de los tesoros de Gran Canaria); una extensión de arena dorada con dunas infinitas que producen la sensación de estar andando por el desierto africano pero con un mar cristalino de telón de fondo.

Eso sí, con aguas atractivas o disuasorias según el termostato de cada persona. No podemos negarlo, el agua aquí en Gran Canaria está más bien fresquita pues el Atlántico es un océano masculino. La playa está preparada para el tostarte al sol a todo confort. Cuenta con tumbonas, sombrillas, duchas y “chiringuitos”, que garantizan una experiencia agradable tanto a locales como a visitantes.

Pero volviendo al Seaside Palm Beach, te contaré que personalmente encuentro encantadora su diseño setentero que te conduce a un nostálgico viaje al pasado con su mobiliario retro de vibrantes tonos verdes, naranjas y morados. Una decoración con retrogusto vintage y mucha personalidad, algo difícil de encontrar en hoteles vacacionales.

Las habitaciones son luminosas y desahogadas con todas las comodidades de casa (me encanta la capacidad de sus armarios que no escatiman en espacio y sus productos de baño de L’Occitane). Y por supuesto no puedo dejar de hablarte de sus amplias terrazas, que te garantizan momentos íntimos de fresco desahogo.

En el Seaside Palm Beach los placeres culinarios alcanzan nuevas alturas. Personalmente lo que más aprecio es su desayuno bufett con bollería de obrador propio y cortador de jamón (sí, si has oído bien, cortador de jamón en un desayuno) y por supuesto sus cenas barbacoa de temática asiática, italiana, mexicana y española, según el día. Un mundo de sabores en Gran Canaria.

En mi opinión el Hotel Palm Beach de la Cadena Seaside es mucho más que un alojamiento, en realidad es un destino en sí mismo y quizás el único hándicap sea que no quieras salir de él.

Ya sea que estés buscando recargar energías o degustar las perlas gastronómicas de Gran Canaria, este encantador hotel te ofrece todo lo que necesitas para unas relajantes vacaciones de lujo junto al mar.

Sigue recorriendo Gran Canaria en este artículo donde te invito a conocer el encanto de la Isla del Plátano.

3.-Salobre Hotel: Diseño y Bienestar al Sur de Gran Canaria

Con una arquitectura de diseño y un auténtico compromiso con el bienestar, este hotel cinco estrellas se presenta como el santuario perfecto para quienes buscan una escapada revitalizante y llena de glamour. Un universo para la indulgencia, el rejuvenecimiento y el cuidado personal.

Desde mi punto de vista, lo que realmente distingue al Hotel Salobre es su excepcional enfoque al bienestar. Nosotros nos sumergimos en su universo wellness y pudimos probar sus magníficas clases de Yoga adaptadas a todos los niveles. ¡Inspira, exhala, estira…. y a volar!

Por supuesto también hicimos uso de su piscina “Vitality donde el placer fluye como el agua misma. Aquí, podrás disfrutar de chorros terapéuticos que acarician suavemente tu cuerpo, camas de burbujas que te envuelven en una sensación de total bienestar, y cascadas de agua que ofrecen vistas impresionantes del campo de golf y las majestuosas montañas de Gran Canaria.

Posteriormente disfrutamos del intenso calor de su fauna finlandesa y luego nos refrescamos con las duchas biotónicas, que combinan la terapia de agua con aromaterapia en una experiencia revitalizante única. Por último probamos su innovadora cabina de Oxigenoterapia, donde el aire puro al 99.998%, libre de bacterias, ácaros y virus, te envuelve en una sensación de frescura y bienestar incomparables.

Ya sea que estés buscando relajarte después de un día de golf o simplemente deseas consentirte, el hotel Salobre ofrece todo lo que necesitas y MÁS para conectar con el esquivo Modo Felicidad.

4.-Un beach club chic y divertido para todos los públicos

El Perchel Beach Club en Gran Canaria está diseñado para la creación de recuerdos vacacionales inolvidables en formato single, en pareja o en familia, ya que está permitida la entrada de niños y adolescentes.

Un espacio idílico con piscinas infinitas que miran al mar, terrazas de diseño con la música más chill y una gastronomía tentadora.

El Perchel Beach Club es capaz de satisfacer hasta los paladares más exigentes gracias a su variada carta. ¡Amantes del sushi!: atención a sus nagiri, sashimi, maki y uramaki que representan una auténtica fusión entre la tradición japonesa del sushi y los frescos sabores oceánicos. Además, sus arroces y paellas son una experiencia que realmente merece la pena probar, ¡te lo dice una valenciana, experta en cocina japo!

Y después de comer, nada mejor que relajarse en sus hamacas balinesas o en sus “daybeds” mientras “practicas el arte del dolce far niente” con un mojito en la mano.

Cómo verás, he dedicado mis primeros días en Gran Canaria al relax y auto-cuidado, pero esto solo ha sido el principio. Si te gusta el turismo activo, te animo a leer los siguientes artículos donde te hablaré sobre las experiencias de destino (haciendas plataneras, cafetales, cultura, enoturismo…) que he vivido en esta increíble isla-felicidad.

Fotos: agradecemos al hotel Seadise Palm Beach, la Agencia Villarrazo Madrid y al maravilloso Cuco Cuervo y Pixabay, estas increíbles fotos que ilustran este artículo sobre Gran Canaria.

By Cristina Monzon Marti

De pequeña ya soñaba con conocer mundo. Mientras otras niñas jugaban con muñecas, yo me imaginaba enrolándome en la caravana de un circo que recorría los pueblos de España. Luego fui todavía más osada y me vi sobrevolando las geografías del mundo en un globo blanco y rojo desde el que saludaba a los enraizados a la tierra. ¡Os lo contaré todooooo! Prometí mientras mi voz se perdía entre las nubes. Hacerse adulta me obligó a dejar atrás algún sueño pero nunca abandoné mi amor por los viajes. Más tarde descubrí que también me apasionaba contar historias. ¿Por qué no casar estas dos pasiones? Ahora siento que soy una embajadora de destinos. No por título ni honores sino por puro placer de descubrir rincones únicos y poder trasladarlos al salón de tu casa con el deseo de inspirarte, a que un día (no muy lejano espero), puedas conocerlos en primera persona.