Joan Miró en cada rincón de Barcelona

Joan Miró fue uno de los exponentes más importantes del arte surrealista. Al transitar las calles de Barcelona el turista puede encontrarse con algunos de los legados más famosos del artista.

La ciudad de Barcelona vio nacer a uno de los artistas más destacado del siglo XXI. Junto a figuras de la época como Ernest Hemingway, Pablo Picasso y André Breton, Joan Miró marcó un antes y un después en el mundo del arte contemporáneo.

Su mirada surrealista y su gran creatividad llegó a los principales museos del mundo. Pero para disfrutar del arte de Miró no es obligatorio visitar un museo, ya que algunas de sus grandes obras están a la vista de todo el mundo, en las calles de Barcelona, la provincia de Tarragona o la isla balear de Mallorca.

JoanMiro_LaMasia

En la provincia de Tarragona (España) se encuentra uno de los lugares más relevantes de la vida del artista plástico. Mas Miró es la finca familiar en la que Miró pintó la obra La Masía. Al visitar la finca se accede al estudio donde trabajó el pintor a la hora de recrear la granja. La obra está cargada del espíritu detallista que abundaba en todas sus creaciones durante la década de los años 20 del siglo pasado. Un valor agregado de esta famosa obra es que fue propiedad de Ernest Hemingway, quién la compró por 5.000 francos.

JoanMiro_Barcelona_MujeryPajaro

Las calles de Barcelona también conservan la mirada surrealista del genio, que decoró plazas y parques con esculturas como Mujer y Pájaro y Personaje con Paraguas. Hasta el Aeropuerto de Barcelona captura lo mejor del artista, a través de un mural en cerámica que puede encontrarse en la terminal B.