La ciudad de Lausana es la más pequeña del mundo con un metro automático

El metro de Lausana no solo es uno de los últimos que se han inaugurado en Europa, en 2008. Su mayor particularidad reside en las cuestas que debe salvar dada la orografía de la ciudad, cuarta de Suiza y capital del cantón de Vaud, en la parte francófona del país. Además de eso, Lausana se convirtió en 2008 en la ciudad más pequeña del mundo que dispone de un metro automático (sin conductor).

Lausana

La inclinación media de la línea que recorre la ciudad es del 12%, y llama la atención como en algunas estaciones se percibe dicha inclinación. En consecuencia, los vagones, que circulan sobre neumáticos, están dotados de un sofisticado sistema de frenos.