Hotel Rural Las Calas en la Vega de San Mateo
Hotel Rural Las Calas en la Vega de San Mateo

Si no quieres pasar de puntillas por Gran Canaria, te recomiendo que te acerques hasta la Vega de San Mateo. Aquí podrás entrar en contacto con pueblos pintorescos y también con aislados valles donde todavía perviven costumbres, fiestas, recetas ancestrales y paisajes no adulterados por el turismo de masas.

¿Quieres conocer cual ha sido Mi personal Eureka en mi último viaje a Gran Canaria? ¿el descubrimiento que ha cambiado mi percepción de la isla y que me ha llevado a admirarla todavía más?

Sin duda, el nuevo diálogo entablado entre la costa y el interior. En los últimos años, Gran Canaria se ha embarcado en una aventura de redefinición personal que está poniendo en valor su carácter plural y multifacético. Un re-branding que pretende trascender la imagen de paraíso playero de eternas primaveras y que pretende incluir propuestas de turismo rural, eco-friendly y experiencial, donde se suman las comarcas y los pueblos no costeros.

En este artículo te voy a hablar de mi experiencia en el hotel rural Las Calas, una eco-burbuja que recomiendo especialmente a los viajeros que anhelen escapar del mundanal ruido y que deseen conectarse con la naturaleza canaria en su versión más boho-chic.

Y es que siguiendo el impulso generado por Gran Canaria Natural&Activa, en la Vega de San Mateo se están desarrollando interesantes iniciativas como hoteles con encanto y empresas de turismo experiencial, que te permiten conectar con la biodiversidad y la identidad comarcal.

1.-Hotel Rural Las Calas: Inspira naturaleza, exhala relax

Ubicada en la Vega de San Mateo, esta casa solariega del siglo XVII ha sido meticulosamente restaurada para poner en valor la arquitectura tradicional canaria.

Su idiosincrasia marca la diferencia con respecto a un alojamiento convencional y no solo por su acertado estilo boho-chic sino por haber conseguido algo harto difícil: la armonía entre opuestos, entre la madera y la piedra y entre las formas geométricas y las orgánicas.

Sus habitaciones me hacen pensar en una familia de 10 hermanos, con un ADN similar pero con rostros y personalidades diferentes. Quiero decir que este hotel no tiene habitaciones estandarizadas sino decoradas ad hoc. Aquí, te sientes cómodo como en casa pero también un poco foráneo ante sus exóticos muebles vintage (¡pura solera canaria!) artísticamente combinados con detalles árabes.

Rodeado de bosques, huertos y un exuberante jardín, el hotel invita al yoga, la meditación y el relax. En mi caso tuve el enorme privilegio de asistir a una sesión de yoga con la carismática Yoguini Cayetana Rodenas, que con su peculiar estilo yoga-flow consiguió no solo estirar mis cadenas musculares sino alinear mis chakras y unirlos a la fuerza de la Pacha Mama Canaria. Una sensación de increíble comunión entre cuerpo, mente y entorno.

Una vez terminado el yoga nos dirigimos a su coqueta piscina que invita a una siesta bajo sus sauces llorones o a darse un refrescante chapuzón. 

Pero lo que realmente me enamoró de este hotel es la filosofía de sus propietarios, que apuestan por el “Slow Travel“, animando a los viajeros a explorar sus senderos, caminos y sus productos Km 0. Además, cuenta con el distintivo de Travelguau por ser un alojamiento que da la bienvenida a los peludos de la familia, haciendo que también ellos disfruten de unas merecidas vacaciones.

La suma de sus atractivos y la vocación de servicio de su personal ha hecho que por tercer año consecutivo, el Hotel Rural Las Calas haya sido galardonado con el Certificado de Excelencia.

¿Buscas más experiencias originales en Gran Canaria? Una de nuestras favoritas es la visita a un hacienda platanera. Para saber en que consiste, pincha aquí: la Isla del Plátano.

2.-¿Qué hacer en la Vega de San Mateo?

Más allá del relax y el yoga, la Vega de San Mateo está repleta de originales propuestas de turismo natural y activo, que no permitirán que te aburras. Aquí te dejo 3 de las que considero más interesantes:

Visita al casco antiguo de San Mateo

Centro de Astronomía Municipal

Mercado Agrícola y tradicional de San Mateo

Aunque honestamente no tuve el tiempo de recorrer sus caminos, resulta que las Rutas de Senderismo en la Vega de San Mateo son seguidas por miles de eco-turistas de todas partes del mundo. Muchos de estos visitantes se acercan exclusivamente a Gran Canaria para hacer trekking y recorrer sus sendas.

Para mí conocer la Vega de San Mateo ha sido un gran acierto pues me ha permitido viajar al corazón de la isla y empaparme de cultura, gastronomía y paisajes semi-tropicales tan diferentes a los que ofrece el sur. Desde aquí, expoleo a todos los viajeros hambrientos de experiencias de destino, a que se animen a descubrir los mil y un perfiles favorecedores que tiene Gran Canaria, aparte de su magnífica costa.

Por último, me gustaría agradecer al hotel Las Calas y a la agencia Villarrazo Madrid algunas de las magníficas fotografías que hemos usado en este artículo.

By Cristina Monzon Marti

De pequeña ya soñaba con conocer mundo. Mientras otras niñas jugaban con muñecas, yo me imaginaba enrolándome en la caravana de un circo que recorría los pueblos de España. Luego fui todavía más osada y me vi sobrevolando las geografías del mundo en un globo blanco y rojo desde el que saludaba a los enraizados a la tierra. ¡Os lo contaré todooooo! Prometí mientras mi voz se perdía entre las nubes. Hacerse adulta me obligó a dejar atrás algún sueño pero nunca abandoné mi amor por los viajes. Más tarde descubrí que también me apasionaba contar historias. ¿Por qué no casar estas dos pasiones? Ahora siento que soy una embajadora de destinos. No por título ni honores sino por puro placer de descubrir rincones únicos y poder trasladarlos al salón de tu casa con el deseo de inspirarte, a que un día (no muy lejano espero), puedas conocerlos en primera persona.