El caribe mexicano tiene mucho más para ofrecer. No es un destino que se agote en playas y hoteles all inclusive. Por el contrario, como un verdadero tesoro al que la naturaleza supo darle forma y cuidar durante siglos, los cenotes y la Laguna Yalkú esperan por ser descubiertos.

Junto a Laguna Yalkú, la invitación es a descubrir los cenotes

En la última visita de Teleaire a la Riviera Maya bajamos a las cuevas cubiertas de estalagmitas y estalactitas y nos sumergimos en los ojos de agua cristalina. La maravilla de nadar en medio de peces de diferentes colores y tamaños, en medio de la paz de este ambiente único, es sumamente emocionante.

El mundo oculto de los cenotes de Riviera Maya y Laguna Yalkú

Por momentos nos sentimos en una película de suspenso cuando la oscuridad absoluta del cenote nos envolvía. En otros, el snorkel nos habilitaba a presenciar la vida submarina que nos hacía sentir en una realidad mágica, casi irreal.

Disfrutando de los cenotes y Laguna Yalkú en Riviera Maya

En la península de Yucatán los cenotes han dado fama mundial. ¡Es que su hermosura supera cualquier expectativa! Los hay a cielo abierto, semiabiertos y subterráneos o en gruta y todo el territorio está formado por infinidad de ellos y de galerías que están interconectados entre sí o con el mar.

Artículo relacionado: Piscinas mayas en Yucatán

Sin dudas, nadar en los cenotes es una experiencia que nos permite conocer los secretos de un ecosistema único, frágil e inigualable. Tras un buen rato haciendo snorkel o buceo (otra de las opciones disponibles) comenzamos a comprender el fino equilibrio de estos ecosistemas y la inmensa responsabilidad de que nuestro paso no implique ningún riesgo para sus habitantes.

Laguna Yalkú en Riviera Maya

Luego de los cenotes continuamos camino hacia la paradisíaca laguna de Yalkú, un broche de oro que ofrece más paisajes soñados y un baño en sus cálidas aguas turquesas.

La laguna Yalkú se encuentra en Akumal, un pintoresco y pequeño pueblo que además está muy comprometida con la ecología. En esta zona hay un área que conforman las diferentes bahías y en la que, en el cruce entre la laguna y el mar, se forma un gran arrecife donde habita una impresionante flora submarina.

La laguna de Yal- Ku es ese rincón natural privilegiado, tan bello como importante por su biodiversidad. Visitarlo es un privilegio y debe disfrutárselo con el compromiso de dejar la mínima huella posible. Sus colores, su tranquilidad y su belleza te cautivarán.

Prepárate para ver especies como estrellas de mar, erizos, damiselas, sargentos, vacas de oro, loros, barberos azules y reina ballesta, y muchas otras del Mar Caribe. La vida acuática de la Laguna Yalkú es simplemente fascinante.

Vale apuntar que el ingreso no es gratuito sino que para entrar a la Laguna Yalkú hay que pagar una pequeña tarifa que ayuda al cuidado del sitio. Pero cada centavo lo valdrá, eso te lo aseguramos.

¿Qué llevar a una excursión a un cenote?

No está de más repasar algunos consejos para esta excursión: lleva el traje de baño puesto y no olvides poner en tu bolso una toalla; muda de ropa; lentes de sol; bloqueador solar biodegradable y repelente; sombrero/gorra; zapatos para agua.

Artículo relacionado: Todo lo que necesitas saber sobre Xel-Há

Parte de lo maravilloso de ser viajero es que nunca hay una sola cara ni una sola opción por descubrir de un destino. Los cenotes son un lado menos conocido pero extremedamente recomendable de la Riviera Maya. ¡No dejes de visitarlos!


En el próximo video encontrarás curiosidades sobre los cenotes de la península de Yucatán:

Más información en: Caribe Mexicano

Alejandro Martínez Notte realizó este reportaje como invitado del Consejo de Promoción Turística de Quintana Roo y gracias al apoyo de la empresa: Cancún Adventure

Publicado por Alejandro Martínez Notte

Vivo el presente con alegría y lo comparto, Creo que cada segundo es irrepetible y vale la pena cada instante vivido. Porque lo importante no es el destino, si no el camino. Disfruto de improvisar a cada instante, sabiendo que tanto lo bueno como lo malo, pasa. Todo pasa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.