Coloridas fachadas, torres medievales y las clásicas “casas de canal”, son sólo algunos de los atractivos que pueden disfrutarse recorriendo los 170 canales que atraviesan la ciudad de Ámsterdam. Como no podía ser de otra manera, uno de los epicentros del turismo local está acompañado de un práctico servicio que le propone al turista pasar el día descubriendo y conociendo los canales.

Hop On Hop Off y sus comodidades

La ciudad tiene un aspecto diferente desde el agua y el servicio de cruceros Hop On Hop Off permite que ningún turista se quede sin experimentarlo. La principal ventaja de este medio de transporte es que el usuario puede utilizarlo a gusto, y bajarse en cualquiera de las siete paradas que tiene. De esa forma el turista puede hacer un tour a su manera y subir nuevamente la barco cuando quiera.

El confort en el interior de los barcos es propio de los servicios de transporte de Holanda, con calefacción, techo panorámico y sanitarios a bordo. Los tickets pueden comprarse online y tienen tres variantes:

  • Entrada de día: € 20,00
  • Entrada 24 horas:  € 22,50
  • Entrada 48 horas: € 31,50

Además, los niños de entre 4 y 12 años pueden pagar un ticket diferencial que sale apenas el 50% del precio de adulto. El usuario a su vez puede disfrutar de conexión Wi-Fi gratuita en cada una de las paradas, y un audio guía a bordo que hace una reseña de los sitios de interés más populares.

Cruceros de la Línea Verde, Roja y Azul

Otra alternativa para conocer los canales desde el agua es la Línea Verde, un transporte que cuenta con 5 paradas y que funciona desde las 9:35 hasta las 18:25. Si bien el precio de los pasajes es el mismo que Hop On Hop Off, esta alternativa tiene paradas predeterminadas, en sitios de interés como el Museo de Anna Frank, el MuseoRijksmuseum (también conocido como el Museo Nacional de Ámsterdam), y el Museo de Van Gogh.

Además de las paradas que pueden descubrirse en la Línea Verde, la Línea Roja incluye atracciones como el Centro de Ciencias NEMO, el Ayuntamiento y el popular Museo Hermitage. El recorrido finaliza en la Estación Central Oeste, sitio desde donde sale la Línea Azul. Esta ofrece paradas que no se encuentran en ninguna otra línea, como el Mercado Dapper, y el Mercado Albert Cuyp, como así también una parada en el museo antropológico Tropenmuseum.

Publicado por Alejandro Martínez Notte

Vivo el presente con alegría y lo comparto, Creo que cada segundo es irrepetible y vale la pena cada instante vivido. Porque lo importante no es el destino, si no el camino. Disfruto de improvisar a cada instante, sabiendo que tanto lo bueno como lo malo, pasa. Todo pasa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.