Dentro de las opciones para alojarse, la mejor es la mansión Pädaste en la isla de Muhu: hoy es un hotel de cinco estrellas en el que se encuentra Alexander, considerado el mejor restaurante del país.

La mansión Vihula, rodeada de árboles y vegetación, está situada en el parque nacional de Lahemaa. El restaurante La Bohème ofrece platos elaborados con los ingredientes que proceden de los huertos ecológicos de la finca.

La mansión Kau está a 40 minutos de Tallin. Tiene la particularidad de ofrecer piscina cubierta, todo en un marco aristocrático que se percibe en cada ambiente.

La mansión Saka es un lugar de partida muy recomendable para quienes quieran visitar la costa norte del país y sus acantilados. El palacete de estilo neo-renacentista ha sido completamente restaurado.

En la zona sur, el castillo Sangaste es otro de esos increíbles lugares para dormir. Durante la temporada de invierno (de noviembre a marzo-abril, según el año) los viajeros suelen aprovechar para esquiar en las pistas de Otepää.

El edificio Villa Ammende es una opción para quienes prefieran la playa y el verano, ya que está en Pärnu, considerada la capital estival de Estonia. 

Las imágenes que ilustran esta nota pertenecen a Visitestonia.com 

By Noelia Ortmann

Estudiante de comunicación social en UBA, apasionada por los deportes y los viajes. 25 años. Periodista Deportiva. Futura Com. Social en UBA.