Miami es tan alucinante como en la tele

La capital económica del estado de Florida es tan vintage como en el cine; se respira tanta corrupción como en la serie, al menos desde el punto de vista inmobiliario; sorprende por sus contrastes y la magnífica modernidad de Wynwood y decepciona porque en los míticos Everglades no hay ni un pájaro. Con todo eso merece la pena visitarla: uno se siente como en una película.