Mirador del Garbí x 2: mi experiencia y los datos que debes saber

La primera salida post cuarentena la hice al Mirador del Garbí, junto a unos amigos. Esta ruta de 12 km tiene una dificultad media y lleva a unas vistas que valen cualquier esfuerzo.

Les comparto esta experiencia -que fue un reto extremo para mi- en la nota que incluye el vídeo de mi canal personal de YouTube: MartinezNotte.

mirador de garbí

Subir al Mirador del Garbí gracias al Animal Flow

Después de semanas de confinamiento salimos a disfrutar aire puro. El lugar elegido fue la Sierra Calderona, ubicada entre Castellón y Valencia, en la Comunidad Valenciana.

El objetivo que nos llevó hasta allí fue subir al Mirador del Garbí. Nuestro guía fue David García García, entrenador personal y fundador del Movimiento CrossWolf.

La táctica que él nos compartió para andar por los terrenos escarpados se llama Animal Flow y se basa en utilizar movimientos similares a los de los animales. 

mirador de garbí

Vídeo recomendado: Salto de la Novia: Ruta de las fuentes en NAVAJAS, Castellón. En la Comunidad Valenciana.

Así fue que trepamos y pasamos entre los huecos de las rocas y las cuevas. Fuimos tomándonos de las cadenas que hay en el trayecto -y que le dan nombre al camino- con este fin preciso: ayudar a asirse y seguir subiendo.

Ya lo verán en el vídeo de YouTube pero éste es un desafío que no se debe menospreciar. Hay momentos en que hay que pasar por las cornisas de los muros rocosos y el vértigo puede jugar alguna mala pasada.

Además el físico se exige después de llevar 5 kilómetros andados con un positivo de 260. Es por eso que, mi humilde opinión es que no vayas al Mirador del Garbí de manera improvisada.

mirador de garbí

Lleva ropa y calzado adecuados, una gorra también. No olvides protección solar ni hidratación.

Si tienes todas las precauciones del caso, sin dudas llegar al Mirador del Garbí es un paseo inolvidable, en el que la naturaleza inunda los sentidos y te sana todo mal.

Así, bajo la mirada atenta de nuestro guía David, pude terminar la subida en semi escalada. ¿El premio? Descansar a 593 metros de altura, en uno de los puntos más elevados del Parque Nacional, rodeado por un paisaje maravilloso.

Al momento del descenso encontrarás caminos llanos donde puedes correr un buen tramo. Siempre con prudencia, pero poniendo más ritmo.

Para cerrar esta hermosa jornada en el Mirador del Garbí bajamos al pueblo a brindar con un rico vino. Por supuesto no perdimos oportunidad de recuperar energías después de esta experiencia que sacó nuestro costado salvaje. 

Artículo relacionado: Congost de Montrebei y pasarelas de Montfalcó

Datos básicos para tu excursión al Mirador del Garbí

Para acceder puedes optar por el acceso desde Segart (una variante del GR 10). En la carretera CV 329 verás que comienza la senda balizada que remonta un barranco para desembocar a los pies de la canal del Garbí.

Más allá del mirador, debo decir que el Garbí es una montaña de 593 metros s.n.m. A su vez este paisaje tiene el plus de estar a poca distancia del mar Mediterráneo.

Cuando comiences a subir encontrarás que hay áreas recreativas y de descanso.

Andando te toparás también con la Ermita de la Santa Creu. Lo que verás ahora es una construcción nueva pero la gracia es que reemplaza a la original que supo ser otra pequeña capilla edificada en 1787.

Familias, aventureros solitarios y grupos de todo tipo suelen llegarse hasta aquí. El hecho de que la Sierra Calderona sea la más cercana a Valencia colabora mucho a que sea visitada asiduamente.

Antes de disponerte a hacer senderismo, infórmate. Hay decenas de rutas o formas de recorrer el Garbí, o llegar hasta él. Nosotros elegimos el camino de las cadenas porque nos pareció el más interesante para esta primera vez.

Quienes llegan a la cumbre disfrutarán de grandes precipicios. Vértigo aparte, la vista se regocija con la belleza del Golfo de Valencia, el Valle del Palancia, los parques naturales de L’Albufera y del Montgó e incluso, en los días claros, las Islas Columbretes.

mirador de garbí

Para quienes no puedan hacer el esfuerzo físico de llegar hasta el Mirador del Garbí les tengo un dato. Pueden llegar de forma fácil y rápida en coche desde Valencia por la carretera en dirección Betera, después Naquera y Serra.

Y, para todos por igual, cuando haya terminado la aventura y se abra el apetito encontrarán al lado del Garbí propuestas gastronómicas en pleno corazón de la Sierra Calderona.

En estos tiempos de pandemia a mis amigos y a mi nos pareció la mejor manera de volver a conectar con la naturaleza, de mover el cuerpo y disfrutar del aire libre. No nos equivocamos.

Si por seguridad prefieres evitar a los visitantes, bien puedes visitarlo entre semana en bicicleta, o haciendo senderismo desde Estivella o el Segart.

Como suele ocurrir, los fines de semana está más concurrido por los los domingueros y familias de los alrededores.

Sea como fuere, las vistas desde el Mirador del Garbi se me han quedado grabadas en las pupilas. Las recuerdo y aún sonrío.

Esa panorámica de montañas, vegetación, cielo y roca vale la escalada. Como buen viajero que eres sabrás que poder superar los propios miedos y limitaciones es una de las sensaciones más geniales que se pueden tener.

Por eso, si estás dudando, anímate. Elige el Mirador del Garbí ni bien puedas para vivir un día diferente a pura adrenalina y naturaleza. Y si es con amigos, ¡mucho mejor!

Vídeo recomendado: Albufera de Valencia y 1 paseo en bicicleta y barca para no olvidar

No olvides al ver mi vídeo completo en YouTube dejar tu comentario y cuéntame a qué lugar has ido o irás ni bien puedas hacerlo.

https://youtu.be/q3PYXkrleyM