Ethan Hunt, personificado por Tom Cruise, salva una vez más al mundo en la cuarta entrega de un argumento actualizado que rememora una serie televisiva de los años 60. En esta ocasión, su misión se convierte en un periplo que lo lleva a recorrer ciudades como Moscú y Dubái, después de ser acusado de un atentado en el Kremlin.

Misión Imposible ofrece en cada entrega una buena dosis de intriga y adrenalina donde la acción transcurre en lugares exóticos. Identificado con su personaje, Tom Cruise se encargó de redoblar la apuesta escalando sin dobles el edificio más alto del mundo: la torre Burj Khalifa. El rascacielos de Dubái, de 828 metros de altura, es la estructura más alta construida en el mundo.

Para elegir este destino como parte esencial de la trama, se tuvo en cuenta el valor arquitectónico de la torre y el contexto en el que se levanta. El aspecto futurista de la ciudad, rodeada de desierto, genera una visión surrealista que sedujo al equipo de filmación. “Sólo hay dunas y llanuras y, de pronto, aparece esta ciudad como si fuera Oz” comentaron en la presentación de Misión Imposible 4.

[youtube]https://www.youtube.com/watch?v=PXs0EnSShL0[/youtube]

La belleza formal de Burj Khalifa y su desafío ingenieril la han convertido en uno de los atractivos turísticos del mundo. En los pisos bajos del edificio, el Armani Hotel irradia el lujo de uno de los emiratos más ricos de la región. Desde el mirador del piso 124 se puede admirar a Dubái, con su asombroso despliegue de arquitectura vanguardista, que se extiende bajo la neblina del desierto hasta el golfo Pérsico.

Publicado por Marilyn Botheatoz

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.