En la película protagonizada por Tom Hanks, el actor intenta sobrevivir a la inmensa soledad de la isla en la que se encuentra perdido tras un accidente de avión. La isla de Monuriki, en el océano Pacífico, fue el lugar elegido para ambientar sus aventuras y desventuras.


Robert Zemeckis fue el director de la obra. Utilizó como ambientes los mismos que frecuentan muchas celebridades de Hollywood por el mar turquesa, la vegetación exhuberante y las posibilidades de buceo.


Junto a Monuriki, otras 19 islas conforman el archipiélago de las Mamanucas en el Océano Pacífico. En varias de ellas hay una variada oferta de infraestructura turística que incluye desde resorts de primer nivel hasta alojamientos más económicos. Monuriki encuentra a tan sólo 10 minutos del aeropuerto internacional de Fiji.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.