No es raro que se lo idolatre en todo Cuba, en La Habana parece parte inseparable de la arquitectura del lugar, presente en paredes, edificios y hasta en los autobuses. Su legado en la isla es indiscutible.

En otros lugares del planeta su presencia es por lo menos curiosa. Así es como nacen estas líneas para poder compartirlo.
Para algunos producto del marketing, para otros símbolo de lucha ¿Te has encontrado su figura en algún lugar curioso?

Publicado por Alejandro Martínez Notte

Vivo el presente con alegría y lo comparto, Creo que cada segundo es irrepetible y vale la pena cada instante vivido. Porque lo importante no es el destino, si no el camino. Disfruto de improvisar a cada instante, sabiendo que tanto lo bueno como lo malo, pasa. Todo pasa.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.