Seúl: energía, tecnología y más…

La capital coreana es el paraíso de la tecnología de calidad y a buen precio. Pero también de alimentos difíciles de encontrar en otras partes del mundo.

Gim (o kim): alga marina que se come seca con arroz e incluso sola condimentada con aceite de sésamo y sal.

Ginseng: es una de las plantas medicinales más utilizadas en Corea por las propiedades curativas que se le atribuyen. Además, el ginseng coreano facilita la adaptación al estrés a través de la energía y el optimismo, al contrario de otro tipo de ginseng que provocan un efecto más relajante.

Electrónica: Samsung y LG son las dos marcas más representativas del país. Se dice que los artículos de electrónica son un 30% más baratos aunque depende del tipo de producto. Pantallas LCD y teléfonos móviles figuran entre los más solicitados.

Cuero: hay de todo, desde ropa a carteras pasando por zapatos, carteras, bolsos, elementos decorativos… la calidad de los objetos se juzga en función de la suavidad al tocarlo, las costuras, el teñido y la suavidad del tejido. También es un criterio el que carezca de olor o éste sea apenas perceptible.

Cerámica: se hizo famosa gracias a la actual reina de Inglaterra. Son muy de su gusto este tipo de piezas que suelen estar decoradas con motivos clásicos.