Panorámica de Santiago de Chile

El rascacielos más alto de Iberoamérica está en Chile

Al estilo de las ciudades más importantes del mundo, incluso aquellas que marcan tendencia batiendo récords. Nada despreciable en altura y atracciones, la Torre 2 del complejo Costanera Center es la cuarta más alta en el hemisferio sur. Pasen y vean.

El edificio es realmente imponente. Mide 300 metros de alto, y es el primero en contar con un elevador expreso, que puede recorrer 60 metros en 7 segundos. Es decir, que sube a más de 80 kilómetros por hora.
Esta torre, cuyo nombre es Sky Center, fue inaugurada en 2014, con un total de 62 pisos. Pero recién en 2015 abrió el mirador a cielo abierto ubicado en el piso 61, que permite ver todo Santiago en 360 grados.

Rascacielos más alto de Iberoamérica

Como ocurre con el Burj Khalifa, en Dubai, y otros alrededor del mundo, el Costanera Center es un enorme complejo que incluye rascacielos, centro comercial, departamentos lujosos, y hasta “visitas pedagógicas” para conocer detalles.

Viajar desde el aeropuerto internacional de Santiago, hasta este edificio, ubicado sobre la avenida Andrés Bello, tarda algo más de media hora, en auto, por autopista. El acceso es directo, y hay formas de llegar utilizando transporte de pasajeros.

Una curiosidad es que el Sky Costanera está emplazado dentro de un distrito de Santiago que los chilenos llaman, con algo de ironía, “Sanhattan”. Es que en la zona descrita, la moda de construir rascacielos se impuso hace unos años, y demuestra aires de verdadera grandeza, que dan lugar a las comparaciones.

Atardecer en Sanhattan

El diseño de este rascacielos comenzó en 2006, de la mano el arquitecto argentino Cesar Pelli, en sociedad con otros estudios de arquitectura de renombre mundial. A posteriori, la crisis que sufrió Sudamérica entre 2008 y 2009, demoró la construcción, y por eso el complejo quedó inaugurado formalmente en 2014.

Sin embargo, y a pesar de la tardanza, aún hoy, el Sky Center es la cuarta torre más alta del hemisferio sur, detrás de 3 inmensos edificios ubicados en Australia y Nueva Zelanda. Un logro nada despreciable.

Sky Center y vista de Santiago de Chile, cumbres nevadas de fondo

Lo cierto es que, además de hacer compras y disfrutar del lujoso alojamiento, una de las atracciones más interesantes, consiste en ubicarse en el mirador al atardecer. La vista es hermosa, porque conjuga, en un solo paisaje, el desarrollo urbano de Santiago, con los Andes y sus cumbres nevadas, de fondo.

Eso, más un exquisito café, puede hacer las delicias de cualquier visitante. Incluso, si el clima no es benigno, se puede optar por contemplar la vista desde la parte cubierta del mirador, en vez de hacerlo a cielo abierto.
Para hospedarse, las opciones son varias, aunque ninguna muy económica. La noche en el Sheraton Santiago, por ejemplo, cuesta no menos de 150 dólares. En el mismo complejo Sky Center, el precio es algo parecido, pero por habitación, dentro de un penthouse.