Ruinas de Ingapirca. Valle del Cañar

Ingapirca
Con la belleza extrema de una pintura realista que sabe enmarcar, entre el inconmensurable cielo celeste y el verde profundo de la vegetación propia de los Andes australes, lo mejor del paisaje al que nos enfrenta nuestra mirada, aparcecen las Ruinas de Ingapirca, el monumento histórico más importante y mejor conservado de todo el Ecuador.

[youtube]http://www.youtube.com/watch?v=dJMgSJ_1Khc[/youtube]

Esta «pared» o «muro de piedra», tal su significado en lengua quichua, está enclavada en el corazón mismo del Valle del Cañar, a 3160 metros de altura sobre el nivel del mar, y es un testimonio irrefutable del paso del tiempo, de la historia y de las civilizaciones que, como la Cañari y la Inca, habitaron el lugar y comenzaron a andar los primeros pasos del Ecuador de hoy.

Según cuenta la gente del lugar, Ingapirca fue en sus días de apogeo el centro religioso, político, científico y administrativo de las culturas Cañari e Inca. En el complejo se aprecian las distintas unidades arquitectónicas de las Ruinas, entre las que se destaca el «Adoratorio» o «Templo», un terraplén de forma elíptica de 37 metros y medio de largo por algo más de 12 metros de ancho, y una altura que supera, en su parte más elevada, los 4 metros. Un aspecto curioso para el turista atento a la historia de éste lugar, es el hecho de que en su construcción combina el marrón cobrizo del adobe utilizado por la cultura Cañari con el azulado de las piedras andecita verde traídas posteriormente por los Incas, todas ensambladas a la perfección, sin ningún material que las ligue.

Al sureste del Templo se ubica «Pilaloma», el edificio más antiguo, compuesto por un gran patio alrededor del cual se disponen una serie de habitaciones casi rectangulares, que parecen señalar tácitamente el monolito o «huanca» central, junto al cual se dispone un adoquinado que indica el lugar exacto de una tumba colectiva.

Luego, una gran Cancha de siete habitaciones, las Bodegas en las que se hallaron vasijas de estilo incaico que se supone pudieron servir para almacenar «chicha», la «Condamine» o Palacios Exteriores, la Plaza Ceremonial, los Aposentos, una especie de convento para jóvenes, conforman el complejo que invita a ser recorrido.

También hay un Museo de Sitio en donde se pueden ver obras arqueológicas recuperadas por distintas excavaciones en la zona, producto de distintas civilizaciones antiguas.

Y después de pasar nuestro día recorriendo Ingapirca, nos esperaban en el centro de Turismo Comunitario Kuma LLakta representantes de las culturas Caguanapamba y Sisid, con sus artesanías y comidas típicas, dispuestas éstas últimas de la peculiar manera que propone la mesa pampa, permitiéndonos compartir una experiencia directa con la Cultura Cañari que mantiene vivas y comparte con el mundo, de éste modo, sus ancestrales tradiciones.

Click aquí para ver el capítulo anterior: Conociendo Chordeleg y Sígsig

Click aquí para ver todos los videos hasta el momento de nuestro recorrido por Ecuador.

CLICK AQUI para ver el video si no pudiste hacerlo:
http://www.mochiladeviaje.com.ar/blog/?p=13

Agradecimientos:

– En Especial a Galo Alvarez y Edgar Rojas Prieto por su atención y buena compañia durante nuestra estadía en Cuenca. Junto a ellos a todo el personal del Hotel y Casino Presidente que nos hospedó y agasajó de forma permanente. Sitio web: http://www.hotelcasinopresidente.com.ec/

– A toda la familia de FITE por su confianza y particularmente en esta etapa del viaje a Jonathan Tinoco y Gustavo Cedeño.

– A Hernán Plaza por su cordial guía al llegar a Cuenca y visitar sus encantos en la ciudad y en sus inmediaciones.


Ver mapa