teatro-de-epidauro-aerea

Teatro de Epidauro, en el Peloponeso

A su imagen y semejanza, se construyeron muchos otros teatros griegos. Ubicado en Argólida, parte del Peloponeso, el Teatro de Epidauro también es modelo de teatros romanos. Evidencia de que, antes de Cristo, el Hombre necesitaba representar hechos en escena, ante el público.

Ya sea una competencia deportiva, o de destrezas físicas; o las expresiones artísticas más diversas; o la exposición de figuras victoriosas a ser vivadas por la multitud… el teatro es ese lugar abierto al público, con gradas en círculo, donde se escenifica aquello que para cada cultura es, y ha sido, trascendente. Para magnificar, sirve el teatro, y lo inventaron los griegos.

El Teatro de Epidauro, en Argólida, al Este del Peloponeso, en Grecia, es uno de los más antiguos que se puedan conocer, y estudiar. Fue construido allá por el siglo IV Antes de Cristo (AC). Allí e celebraban concursos en honor al Dios Asclepio, el que representa a la medicina.

teatro-de-epidauro-gradasLlegar allí y presenciar, incluso en silencio, las imaginarias 14 mil almas que ese cono invertido podía albergar, es llenar el alma. Tan bien conservado se encuentra (aún, habiendo sido objeto de ataques en diversos momentos de la historia griega) que cuesta creer que se desconocía su paradero hasta el 1800, siglo en que un viajero – ¡sí, uno como usted o nosotros! – descubrió las ruinas.

Los visitantes suelen pararse en el centro del escenario, conformado por una base circular de 20 metros de diámetro, y hablar impostando o proyectando levemente la voz. Así, ponen a prueba la extraordinaria acústica natural del teatro, cuyas 34 primeras filas son originales, conservadas extraordinariamente desde las excavaciones realizadas en el siglo XIX.

También se ofrece, aunque parezca mentira, la posibilidad de realizar una excursión por Epidauro, generalmente saliendo de Atenas, y presenciar una obra de teatro clásico en vivo.

teatro-de-epidauro-pared-externaDe hecho, cada año, a fines de la primavera griega, se lleva a cabo el Festival Epidaurus, que reúne a grandes figuras de la escena griega. Además, el Festival de Atenas también tiene como epicentro el teatro de Epidauro, donde se exhiben danzas, músicas, obras dramáticas y mucho más.

Es que este teatro representa la magnificencia de la civilización griega helenística, su arte y su cultura, al punto de que, por ejemplo, en 1938 allí se puso en escena la tragedia Electra, de Sófocles, con la sola iluminación crepuscular. Una verdadera oda al teatro griego más puro y genuino.