Tel Aviv y Jerusalén: el día y la noche

Yo no tengo dudas: Israel es el país más interesante del mundo. También uno de los más chocantes. La modernidad de Tel Aviv se opone radicalmente al arcaísmo de Jerusalén, donde tres religiones conviven gracias a miles de cámaras de seguridad, controles en cada esquina y un fanatismo delimitado por el muro de la vergüenza.