En el año 1920 se realizó un debate internacional: ¿corriente alterna o corriente continua?. Tras el triunfo de la corriente continua se empezaron a utilizar los enchufes con dos «patas», con la intención de unificar el sistema en todo el mundo. Una comisión internacional era la encargada de llevar a cabo el proyecto. Sin embargo, no llegó a buen término porque la Segunda Guerra Mundial tuvo, entre tantas consecuencias, la anulación de este objetivo. A partir de este acontecimiento se utilizaron sistemas de corriente y enchufes diferentes en cada territorio.

A la hora de viajar es indispensable conocer el tipo de enchufe y el voltaje de cada zona: de esta manera el viajero evitará problemas como quemar algún elemento electrónico al cargar en un voltaje superior o no poder recargar baterías por no disponer de adaptador.

Los tipos de enchufes según cada región

La siguiente ilustración incluye los diferentes tipos de enchufes y los países a los que corresponden:

El voltaje según cada región

El voltaje y la frecuencia también varía según el territorio. Se trabaja con dos frecuencias distintas: 50 y 60 Hz. Los enchufes domésticos en Europa funcionan generalmente con corriente alterna de 220-240 voltios y 50 hercios.

Publicado por Marilyn Botheatoz

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.