Zurich

Tristán e Isolda de Wagner en Zúrich

El compositor alemán se refugió en Suiza tras huir de Alemania y vivió un idilio que inspiró su obra más emblemática.

Zúrich inspiró a Richard Wagner en algunas de sus obras más conocidas: El arte y la revolución, La obra de arte del futuro y Ópera Drama son fruto de su estancia en la ciudad tras huir de Alemania como consecuencia de la Revolución de Mayo en Dresde, en 1849.

Zurich

Vista de Zúrich, una de las capitales financieras de Europa.

Una vez en Suiza conoció a Mathilde Wesendonck, con quien mantuvo idilio. Su historia dio lugar a la más emblemática de sus obras: la ópera Tristán e Isolda, que se inspira también en una leyenda de origen celta. Cuenta la historia de amor entre un joven y una princesa, desafiando las normas sociales de su época y describiendo de manera desgarrada los sentimientos de los personajes.

Precisamente este verano, Zúrich rindió homenaje al músico con motivo del bicentenario de su nacimiento.