Un satélite estadounidense chocó a otro ruso

satelites1
Un satélite de comunicaciones comercial chocó contra otro ruso fuera de servicio, a 800 kilómetros de altura sobre Siberia. Después del impacto se produjo una gran nube de escombros y, según parece, cientos de piezas están siendo monitorizadas, aunque la magnitud del accidente no se sabrá sino hasta dentro de varias semanas.

Los especialistas esperan que la mayoría de las piezas sean consumidas por las altas temperaturas una vez desciendan a la atmósfera terrestre.

Lo cierto es que, mientras el satélite ruso, de forma cilíndrica, tenía una masa de unos 800 kilos y era conocido como el Cosmos 2251 (lanzado en junio de 1993 y declarado fuera de operaciones hace unos diez años), el comercial pertenecía a la empresa privada Iridium Satellite LLC y tenía la forma de una caja con alas de unos 600 kilogramos de peso.