Viajar a Bali: 3 razones por las que siempre sueño con volver

Me declaro un enamorado de Indonesia. Viajar a Bali es algo que nunca me canso: cada vez que la visito juro que no será la última vez.

Tanto es así que fantoseo con tener la oportunidad de poder vivir allí. De eso te cuento en este vídeo que se te encantará:

https://youtu.be/e4MneJY02Kc

¿Qué tiene de especial viajar a Bali?

Por supuesto que ésta es una respuesta que variará de viajero en viajero. Puede ser que viajar a Bali te cautive más o menos pero, estoy seguro, no será un lugar que te pase inadvertido.

Hay en la isla una combinación perfecta de verdes montañas volcánicas, plantaciones de arroz que tallan el paisaje como si de obras de arte se tratara y bellas playas.

La fama que ha ganado viajar a Bali en las últimas décadas no es algo gratuito. Es un destino que permite relajarse, nadar en aguas prístinas y desconectar del ruido de occidente.

Al mismo tiempo, su cultura ancestral llena este viaje de una espiritualidad única. El punto distintivo, de todas formas, es la cordialidad y la calidez de su gente.

Es uno de los lugares del mundo que tanto me cautivó que en varias ocasiones consideré mudarme allí. 

Viajar a Bali: arrozales y espiritualidad

Grabé el vídeo que acompaña esta nota en mis últimas vacaciones. Una de las actividades que más disfruté ésa última vez es una de las más sencillas: pasear por sus sembradíos de arroz.

El alojamiento que elegí estaba muy cercano a los arrozales. Y eso me permitió incorporar las caminatas diarias por estos sitios que nunca dejan de asombrarme.

Uno se puede alojar casi sobre ellos, caminarlos, hablar con quiénes trabajan allí y pude disfrutar cada mañana de las vistas más singulares.

Otros de los aspectos maravillosos de la isla a mi entender son los sitios religiosos, y no solo las piedras, la cultura que guardan, cómo te permiten acercarte a ella. 

Aprovecho para dejarles un consejo: si pueden no dejen de aprender sobre el hinduismo balines, único en el mundo.

Viajar a Bali es algo que hice en diferentes oportunidades. En este sentido he podido hacer diferentes experiencias de viaje.

No hace falta que lo diga pero si elijes alojarte con una familia local no te arrepentirás. Si no lo haces, date el tiempo de hablar con los ellos ya sea en los templos o en la calle. Nada como escuchar de primera mano sus historias y sentir su buena energía.

Luego me cuentan pero creo que te volverás loco al conocer sus costumbres y celebraciones.

Si tienes chance, no te pierdas ir a una ceremonia: en Bali hay muchísimos templos. Y cada uno tiene su propia celebración.

No te costará mucho que alguna coincida con tu estancia. Eso sí, tendrás que vestirte de forma adecuada y respetar sus tradiciones. ¡Para mi fue inolvidable!

Sin ir más lejos en tres oportunidades pude participar de las emotivas despedidas que hacían a sus familiares los locales del norte de la isla.

viajar a bali

Artículo relacionado: La rupia de Indonesia

Viajar a Bali: ¿norte o sur?

Si conocen algo sobre viajar a Bali y otro poco sobre mis opiniones sobre ciertas prácticas del turismo, podrán adivinar la respuesta.

Ocurre que el sur no resultará ser tu preferido porque allí las actividades para el turismo han desvirtuado la cultura, la sociedad, y da pena andar por cada rincón.

Basta con ver estos animales esperando a ser colocados para la próxima selfie. 

No estoy a favor a que los animales deban estar para la diversión de nosotros, los humanos. Por ese motivo no verán imágenes del Monkey Forest Sanctuary.

En el mismo sentido te pido que si encuentras animales, como los monos típicos que merodean donde hay visitantes, ¡no les des comida!

Debemos repensar estas prácticas que afectan a otros seres, les alteran sus hábitos y no les hacen ningún bien.

Volviendo al lado más amable, vale mencionar que al norte de la isla se están ocupando de reforestar la barrera de coral.

La barrera de coral se vio muy afectada tiempo atrás porque se solía pescar usando dinamita. Por supuesto, el daño fue muy grande y hoy, por suerte, esto ya no se realiza.

Inclusive los pescadores son quienes ahora se encargan de recuperar este ecosistema tan delicado y tan importante para el equilibrio natural de los mares.

Así sea que decidas recorrer la parte norte o sur al viajar a Bali, mi recomendación -válida para todo el sudeste asiático- es prestar mucha atención a como se comportan los locales.

El tráfico es caótico de Bali. La mejor forma para moverse por la isla es una moto. Tómate el tiempo de aprender las reglas para moverte y usalas sin miedo.

¡Eso es todo! Espero esta entrada te haya contagiado las ganas de viajar a Bali tanto como a mi.

Descubre muchos más videos de viaje en youtube.com/teleaire