tulipanes canales amsterdam

Viajar a Ámsterdam, una de las mejores ciudades del mundo

Historia, arquitectura y encanto se entrelazan por las calles y canales de Ámsterdam, la ciudad que todo viajero disfruta conocer y recorrer.

Ámsterdam es uno de los sitios turísticos clásicos que siempre es buena idea conocer. Todo itinerario por Europa merece un paso por estas tierras donde la filosofía de vida de sus habitantes, el patrimonio cultural y el ritmo particular no decepcionan jamás. No por nada las encuestas la han catalogado, en diferentes momentos, como la segunda mejor ciudad del mundo.

La famosa guía de viajes Lonely Planet la eligió como una de las 10 mejores ciudades del mundo en 2013, y ese ránking la selló desde entonces como un destino obligado para todo viajero ávido, poniéndola a la par de San Francisco, por ejemplo. Podríamos aventurar que parte de su magia radica en que el agua se entrevera con la rutina misma de la urbe dando un atractivo singular.

Si a ello le sumamos que esos mismos canales cumplieron más de 400 años, la mística se multiplica. Ellos, declarados Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2010, son un punto de atención como pocos en Ámsterdam. Caminar a su vera, navegarlos pero, por sobre todas las cosas, detenerse a admirar cómo se fusionan con el entorno los hace resaltar como los perfectos testigos que siempre han sido.

Otra visita recomendada es la del Museo Van Gogh que ya hace más de 4 décadas mantiene viva la admiración por el gran pintor holandés, un genio que maravilla aún hoy, a casi 200 años de su nacimiento. Antes de continuar, tal vez la mejor idea para seguir conociendo Ámsterdam sea la de hacerse con su tarjeta y poder abarcar así museos, transporte público ilimitado y hasta la posibilidad de sentarse a degustar algún que otro plato típico.

canales amsterdam

La Casa de Anna Frank es otro imperdible que emociona y eriza la piel. El Archivo Nacional, por su parte, es más que interesante para adentrarse en el pasado y para deleitarse con el majestuoso edificio que lo contiene: un antiguo banco. La Estación Central y el Vondelpark son otros puntos de interés que todos los viajeros marcan en sus mapas.

Si el Vondelpark parece un buen sitio donde encontrar verde y tranquilidad, no hay que dejar de visitar Begijnhof. Esta pequeña plaza queda rodeada por edificios antiguos y, desde su jardín central, transporta a otra época (más precisamente al siglo XIV). Se ingresa por un pasaje estrecho que, como si fuera poco, lleva a conocer la casa más antigua de Ámsterdam (la número 34).

Como última recomendación: no dejar de pasar por el Barrio Rojo y por alguno de los muchos mercados  de la ciudad como el Albert Cuvp, el Noordermart o el mercado de pulgas en Waterlooplein.

coffe shops amstedam

Así terminamos este punteo para comenzar Ámsterdam, la ciudad que tiene tanto por ver que siempre te dejará con ganas de volver.

canales amsterdam