Al llegar a Oporto una serie de fachadas antiguas y de aspecto abandonado reciben al viajero. Estos edificios, que para nuestra sorpresa están habitados, forman parte del encanto y el paisaje urbanístico de esta ciudad que parece anclada en el tiempo.

El Museo de Arte Contemporáneo es una de las opciones más interesantes para descubrir el talento de los artistas locales. Así 30como Oporto es sinónimo de antigüedad, la ciudad también presenta un lado moderno que se exhibe en un próspero centro urbano. La Casa de la Música, diseñada por el arquitecto holandés Rem Koolhaas, se levanta en este centro y es uno de los máximos exponentes tecnológicos de la ciudad. De arquitectura vanguardista, en su interior se encuentra la sala con mejor calidad acústica del mundo.

Esta webcam, que se encuentra en un hotel, ha sido ubicada en vista a la costa. Para verla sólo debes hacer click aquí.

Publicado por Marilyn Botheatoz

Escritora por las mañanas y estudiante de arquitectura por las noches. Viajar, descubrir y mostrárselo al mundo dejaron de ser sueños para convertirse en partes de mi vida.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.